Preparación de tumbas
Sierra Leona prepara las tumbas para enterrar a las víctimas. EFE

La población de Freetown, la capital de Sierra Leona, ha enterrado este viernes a 461 víctimas mortales del deslave que ocurrió el pasado lunes entre las cuales se encuentran 156 niños, mientras cientos de personas continúan desaparecidas, según ha confirmado este viernes el depósito de cadáveres de la ciudad.

El Gobierno sigue sin dar cifras oficiales de la catástrofe mientras Cruz Roja estima que más de 600 personas continúan desaparecidas, enterradas en el barro.

La avalancha de principios de semana es una de las mayores tragedias de la historia de un país que solo hace dos años padeció una epidemia de ébola que dejó al menos 4.000 muertos.

De hecho, las agencias de ayuda humanitaria han advertido de que podría volver a declararse un brote de enfermedades como el cólera si no se encuentran a todos los cadáveres desaparecidos.

Suiza ayudará a Sierra Leona

El Gobierno de Suiza anunció este viernes que ha desbloqueado 400.000 francos (350.000 euros) para apoyar las operaciones de búsqueda y rescate de Sierra Leona después de las graves inundaciones y deslizamientos de tierra en zonas cercanas a la capital, Freetown, y para luchar contra la propagación de enfermedades como el cólera.

El Ejecutivo helvético recordó que las autoridades de Sierra Leona han decretado el Estado de urgencia y que los fondos suizos se destinarán a apoyar la labor de la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (FICR) y a la Cruz Roja del país.