Es la primera sentencia del juzgado de Barcelona especializado para tratar cláusulas suelo. El juez ha condenado al Banco Sabadell a devolver a una clienta todo el dinero que le cobró en aplicación de estas cláusulas de limitación del tipo de interés variable. En una sentencia, este juzgado (Primera Instancia 50 de Barcelona) ha declarado "nula de pleno derecho" esta cláusula y ha condenado a la entidad a devolver a M.D.F.B. el dinero que le cobró al aplicarla.

Este juzgado es uno de los 54 que creó el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) el 1 de junio ante el aluvión de demandas previstas, con el fin de concentrarlas en una única sede provincial; en Catalunya, también se han activado el de Primera Instancia 3 de Girona; el de Primera Instancia 6 de Lleida y el de Primera Instancia 8 de Tarragona.

El juzgado de cláusulas suelo de Barcelona recibe más de 40 demandas diariasEn este caso, el banco deberá volver a calcular las cuotas del préstamo hipotecario sin las cláusulas suelo y recalcular las cantidades a restituir por la aplicación de dicha cláusula desde el inicio del contrato. La condena se produce después de la entidad haya presentado un escrito de allanamiento (conformidad) con la demanda, pero no de forma total: admitía las pretensiones de la clienta pero discrepaba de que se le reclamasen las costas y solicitaba que no se le impusieran. La jueza sí ha aceptado esta petición del Sabadell.

A mediados de junio, en la presentación de la memoria judicial de 2016, la juez decana de Barcelona, Mercè Caso, apeló a la "responsabilidad" de las entidades bancarias para que negocien con los clientes las devoluciones para no colapsar los juzgados. Caso alertó de que de que el volumen de reclamaciones por estas causas puede ser "insoportable" para los juzgados (el de Barcelona recibe más de 40 demandas diarias) y por eso les instó a negociar, ya que el criterio de las sentencias está siendo muy claro.

Los 54 juzgados forman parte del plan de urgencia en el que empezó a trabajar en febrero el CGPJ para hacer frente al previsible aumento de litigios sobre cláusulas abusivas en escrituras hipotecarias como consecuencia de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) de 21 de diciembre de 2016 en relación con las cláusulas suelo.