Renuncian un abogado de confianza y el portavoz del equipo legal de Donald Trump

El presidente de los EE UU Donald Trump.
El presidente de los EE UU Donald Trump.
AFP

El abogado de confianza del presidente de EE UU, Mark Kasowitz, y su portavoz, Mark Corallo, han abandonado el equipo legal que defiende al mandatario ante la investigación del Departamento de Justicia sobre los presuntos nexos de su campaña con el Kremlin.

Kasowitz conoce a Trump desde hace décadas y ha representado al mandatario en litigios con sus exesposas, así como en el caso de fraude por los cursos sobre negocios inmobiliarios de su extinta universidad y, además, su firma le ayudó a reestructurar su deuda cuando sus casinos entraron en bancarrota.

Por eso Trump pensó en él para integrar el equipo legal que le defiende en la investigación sobre la injerencia rusa, una pesquisa que inquieta al mandatario por el alcance que está tomando.

Con la marcha de Kasowitz, cuyos motivos no han trascendido, ahora integran el equipo legal Ty Cobb, Jay Sekulow y el renombrado John Dowd.

Según The New York Times, a Trump le gustaba "el estilo directo y agresivo de Kasowitz, pero no se ajustaba a esta delicada investigación criminal con carga política".

Con Kasowitz también se fue Corallo, el portavoz del equipo, cuyos motivos tampoco han trascendido pero que, según medios locales, discrepaba de la estrategia de los abogados de desacreditar al fiscal especial, Robert Mueller, de la investigación.

Trump busca desacreditar la investigación sobre Rusia

El presidente destá buscando limitar el impacto de la investigación sobre los nexos entre su campaña presidencial y el Kremlin, con una estrategia para deslegitimar el equipo de fiscales que la adelanta y pensando ya en posibles indultos, ha informado el The Washington Post.

Los abogados que trabajan para Trump elaboran una lista con posibles conflictos de interés en el equipo de Robert Mueller, el fiscal especial designado para investigar el caso, con el objetivo de apartarlos de la pesquisa o bien de menospreciar los resultados que presenten.

Según The New York Times, los abogados del presidente rebuscan entre los casos y clientes pasados de la docena de fiscales que integran el equipo y analizan las donaciones que algunos hicieron en el pasado a políticos demócratas.

Andrew Weissmann, por ejemplo, exfuncionario del Departamento de Justicia y experto en crímenes financieros y fraude, donó para varios políticos, entre ellos el expresidente Barack Obama. Según estos rotativos estadounidenses, que citan fuentes conocedoras de la cuestión bajo condición de anonimato, Trump está disgustado con el rumbo de la pesquisa, que no solo está investigando la presunta injerencia rusa, sino también las finanzas y los negocios que hizo el magnate antes de llegar a la Casa Blanca.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento