Autobuses de Auvasa, ante el Ayuntamiento de Valladolid
Autobuses de Auvasa, ante el Ayuntamiento de Valladolid EUROPA PRESS

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) se ha mostrado dispuesta a promover un referéndum entre los trabajadores de Auvasa si la empresa municipal de autobuses acepta su propuesta de reorganizar descansos en las cabeceras de las líneas para que se pueda cumplir con la sentencia que reconoce el derecho de los conductores a disponer de 30 minutos por cada seis horas y evitar la implantación de la jornada partida como amenaza el Ayuntamiento de Valladolid.

Así lo ha defendido este jueves el miembro del Comité de Empresa Jaime de la Rosa, en declaraciones a Europa Press, en las que ha recordado que los representantes de los trabajadores llevaban "años" reclamando una regulación de los descansos, ya que mientras en unas líneas los conductores disponen de más tiempo en las cabeceras, en otras resulta más difícil.

De la Rosa ha criticado que en este tiempo la empresa "dio largas" a estas demandas, lo que obligó a los sindicatos a "buscar argumentos legales" con los que apoyar sus peticiones en una negociación. En este sentido, ha criticado que en lugar de optar por la negociación, Auvasa decidió plantear un conflicto colectivo, tras lo que se judicializó la cuestión y, finalmente, el Tribunal Supremo dio la razón a los trabajadores.

Ahora, y ante la "amenaza" del Consistorio de implantar la jornada partida entre los trabajadores para poder cumplir el fallo, CSIF ha realizado una propuesta "casi a la desesperada" para que se pueda dar cumplimiento a los descansos en las cabeceras de las líneas sin tener que recurrir a ese cambio del horario laboral.

No obstante, la central sindical ha reconocido que carece de mayoría en el Comité de Empresa para elevar formalmente la propuesta a la compañía pública, por lo que ha optado para trasladarla por escrito y a título individual con la intención, en caso de recibir respuesta satisfactoria y también por escrito, de promover un referéndum entre los trabajadores para su aprobación o rechazo.

Jaime de la Rosa ha explicado que, tal como recoge el Estatuto de los Trabajadores, se puede convocar dicha votación en caso de contar con el apoyo de al menos un tercio de la plantilla, algo que CSIF confía en lograr.

Por su parte, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha saludado la propuesta y la ha considerado "racional", al tiempo que ha destacado que dentro del Comité se produzcan desmarques de la postura del sindicato mayoritario, Comisiones Obreras.

No obstante, ha advertido de que, al no contar con mayoría en el órgano de representación de los trabajadores, no existen "garantías" de que pueda salir adelante la propuesta, por lo que por el momento se seguirá adelante con la planificación de la jornada partida pues, como ha recordado, cada día que pasa "es un día más sin aplicar la sentencia", lo cual puede acarrear consecuencias económicas para la empresa.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.