Según sostiene el Ministerio Fiscal en su escrito remitido a los medios, el acusado mantuvo una relación sentimental con la víctima de aproximadamente un mes, finalizando la misma a mediados del mes de octubre de 2016. El acusado, que no aceptó la ruptura de la relación, al menos desde el día 15 de octubre de 2016 hasta el día 31 de octubre de ese mismo año efectuó numerosas llamadas telefónicas al móvil de la mujer, con la intención de retomar la relación y mantener contacto con ella, a pesar de la negativa de ésta.

En concreto, el día 17 de octubre de 2016, efectuó 6 llamadas; el día 19 de octubre, 10 llamadas; el día 26 de octubre, 95 llamadas; y el día 27 de octubre, 32 llamadas.

En octubre el Juzgado de Instrucción número de Avilés acordó contra el acusado la medida cautelar de alejamiento de la mujer y los hijos de ésta.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de acoso en el ámbito familiar y solicita que se condene al acusado a 1 año y 9 meses de prisión, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, prohibición de aproximación a la víctima, su domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro frecuentado por la misma, a una distancia inferior a 300 metros, así como prohibición de comunicarse con ella, por cualquier medio, en ambos casos durante 2 años y 6 meses.

Consulta aquí más noticias de Asturias.