Según informa la Junta de Andalucía en un comunicado, esta conexión por bus se extenderá hasta el día 3 de septiembre, como consecuencia de la suspensión del tráfico de trenes en dicho tramo, a raíz de las obras de ampliación del ferrocarril metropolitano hasta Alcalá de Guadaíra.

Así, detalla que la interrupción del servicio obedece a la incompatibilidad entre la ejecución del paso inferior de la ampliación del metro hasta Alcalá de Guadaíra bajo las vías de la Línea 1 y el normal desarrollo de la explotación comercial del suburbano en este tramo que conecta con el municipio de Dos Hermanas.

Metro de Sevilla pondrá a disposición de los usuarios un servicio de autobuses especial y gratuito, gestionado por el Consorcio de Transportes del Área de Sevilla, que recorrerá las estaciones afectadas con el mismo horario que el metropolitano para así garantizar el uso de este medio de transporte durante este tiempo.

El bus sustitutivo circulará con una frecuencia de cada 15 minutos y efectuará parada en cada una de las estaciones afectadas, que son Pablo de Olavide, dónde los usuarios pueden realizar trasbordo al metro; Condequinto, Montequinto, Europa y Olivar de Quintos.

El servicio alternativo reproducirá el mismo itinerario del metro, con el propósito de dejar a cada viajero en la parada de autobuses más cercana a su estación del suburbano, ajustándose al mismo horario del metropolitano. En el resto de la Línea 1 del metro, el servicio se prestará con absoluta normalidad, en el horario habitual y con las frecuencias de trenes previstas para el horario estival.

Las obras de ampliación de la línea 1 del metro a Alcalá de Guadaíra que desarrolla la Consejería de Fomento y Vivienda afectan a las vías del metro en un punto de intersección del actual trazado, entre las estaciones de Pablo de Olavide y Condequinto, ya a la entrada de Montequinto, en término municipal nazareno.

La futura vía 1 de la conexión del metro con Alcalá pasa, en esa localización, por debajo de las

actuales vías de la Línea 1, por lo que hay que ejecutar un paso inferior por el que circularán los futuros trenes que llegarán hasta Alcalá.

La operación se acometerá mediante un cajón hincado de grandes dimensiones, situado a corta distancia de las vías del metro. Dada la singularidad de la obra, la dirección técnica y la propia sociedad de Metro de Sevilla han descartado la posibilidad de ejecutar los trabajos con los trenes en circulación, al objeto de garantizar la máxima seguridad.

La actuación se llevará a cabo a lo largo de 51 días, a partir del 16 de julio, trabajando de manera intensiva durante estas semanas, por lo que se prevé que este tramo final de la Línea 1 del metro de Sevilla, entre UPO y Olivar de Quintos volverá a estar operativo el 4 de septiembre.

El recorrido del metro entre las estaciones de Pablo de Olavide y Olivar de Quintos equivale al 12 por ciento del recorrido total de la Línea 1. Por tanto, esta interrupción del servicio afectará sólo a los algo más de dos kilómetros del trazado total, que consta de 18 kilómetros de longitud y, en concreto, su repercusión se circunscribe a las cuatro últimas estaciones.

El desarrollo de estos trabajos en el periodo estival afectará lo mínimo posible a los usuarios, dado que la última quincena de julio y el mes de agosto constituyen el periodo de menor demanda en el conjunto del año, al

coincidir con las vacaciones académicas y laborales. En concreto, y de acuerdo a la demanda de usuarios de 2016, lo usuarios con origen o destino en estas cuatro últimas estaciones durante el mencionado periodo equivale a sólo el 1,1 por ciento del volumen total de pasajeros transportados el pasado año.

AVANCE DE LA AMPLIACIÓN

Las obras de ampliación del metro a Alcalá de Guadaíra están en avanzada fase de ejecución en el tercer y último tramo, que discurre entre la Estación Pablo de Olavide y el Parque Tecnológico. El trazado, que consta de 12,5 kilómetros y once paradas, discurre entre la Estación Pablo de Olavide del metro de Sevilla y la parada de Montecarmelo, en el municipio alcalareño. Su construcción se organizó en tres tramos de obra civil (infraestructura, vía y urbanización), de los que los dos primeros concluyeron ya en 2011.

En relación al tramo en ejecución, entre Estación Pablo de Olavide y Parque Tecnológico, que consta de 4,2 kilómetros y dos paradas, durante el presente año los trabajos han avanzado significativamente su ritmo de construcción y, de hecho, el nivel de ejecución global alcanza ya el 80 por ciento, con una previsión para su culminación fijada para finales de

2017.

De hecho, la principal actuación que resta por acometer, más allá de trabajos de terminaciones y finalización de la implantación de la vía, es precisamente la construcción de este paso inferior para salvar la línea 1 del metro de Sevilla.

En paralelo a la finalización del tercer y último tramo de obra civil del tranvía, la Consejería de Fomento y Vivienda trabaja también en el proceso de contratación de los sistemas e instalaciones ferroviarios (señalización y seguridad, comunicaciones y energía), cuya implementación es imprescindible para la puesta en servicio comercial.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.