un robo en un bar en el año 2014, al no presentarse al juicio.

Según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa, los policías de la Brigada de Seguridad ciudadana de la Comisaría de Gijón, mientras patrullaban en el barrio de la Arena, localizaron, a las 23.00 horas del pasado miércoles, a un joven que estaba reclamado por un Juzgado de Gijón que ordenaba su detención.

Durante el cacheo, se le intervino un teléfono móvil que figuraba sustraído en las bases de datos policiales y que había sido denunciado por una chica gijonesa, que había sido víctima del hurto de su bolso en la playa de Poniente durante la celebración de la hoguera de San Juan.

Consulta aquí más noticias de Asturias.