El pequeño se encontraba en el Hospital Don Benito-Villanueva (Badajoz), tras ser trasladado procedente del Hospital Virgen del Puerto de Plasencia (Cáceres), donde fue atendido inicialmente tras producirse el accidente.

El consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, ha informado de que el niño ha recibido el alta tras estar en observación más tiempo de lo habitual, por un lado, para asegurarse de que el traumatismo craneoencefálico no revestía gravedad, y, por otro lado, para prestarle atención psicológica para afrontar una situación tan dramática como la vivida.

"La situación vivida por el niño es de extrema gravedad, y por lo tanto era necesario que estuviese en un sitio controlado para que el afrontamiento de la situación vivida desde el punto de vista psicológico fuese el adecuado".

Por otro lado, y además de trasladar nuevamente las condolencias a la familia y a la localidad de Don Benito, donde residía la familia, ha agradecido "por el compromiso, por el trabajo, por la dedicación, también por el sufrimiento" a todos los profesionales que han intervenido en esta actuación de emergencia.

Entre ellos ha citado a los bomberos, fuerzas de seguridad, profesionales del Servicio Extremeño de Salud (SES), miembros de Cruz Roja, a quienes se ha prestado apoyo psicológico para que viviesen de la mejor manera posible algo que es tremendamente difícil de vivir".

Asimismo, ha avanzado que a los profesionales del SES que atendieron a las víctimas del siniestro se les trasladará este agradecimiento por escrito.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.