El Consistorio ha tenido conocimiento de recientes quejas de los vecinos sobre los malos olores y, por ello, en la carta se ofrece la posibilidad de que el Ayuntamiento se haga cargo de la gestión de los lodos, tal y como ya ha hecho los dos últimos veranos.

Además, en las últimas semanas también ha realizado estos trabajos a petición de la Conselleria balear de Medio Ambiente debido a la huelga de estibadores.

El Ayuntamiento ha criticado además que el Govern y el Consell de Ibiza, que debe gestionar los lodos, todavía no han devuelto los casi 150.000 euros que pagó el Consistorio en los dos últimos años.

Así, han asegurado no renunciar a este dinero "ya que los ciudadanos de Santa Eulària no deben pagar el doble por la gestión de residuos".

Asimismo, han explicado que los males olores y las emisiones de gases son problemas "inadmisibles" en cualquier época del año, pero especialmente al inicio de la temporada al suponer "perjuicios incalculables para el valor de marca de Santa Eulària des Riu como destino de calidad".