Uno de los vehículos registrados por la Guardia Civil
Uno de los vehículos registrados por la Guardia Civil EUROPA PRESSS/GUARDIA CIVIL

Según informa el Instituto Armado en una nota, las pesquisas se iniciaron a mediados de 2016 al detectarse inusuales movimientos entre España y Marruecos por parte de los investigados y comprobar que llevaban un modo de vida "no acorde con su situación laboral y personal". Para sus desplazamientos adoptaban medidas de seguridad y en su poder se encontraron armas simuladas habituales en este tipo de actividades ilícitas.

En el marco de este operativo se han llevado a cabo tres registros domiciliarios durante de los que se han incautado 170 kilogramos de hachís, efectos para la manipulación, envasado y pesaje de la droga, varios vehículos, armas simuladas, dinero, teléfonos móviles y diversa documentación.

Parte de la droga incautada se encontraba en un doble fondo perfectamente integrado en la parte posterior de uno de los vehículos intervenidos, oculta mediante un sofisticado y complejo automatismo electrónico que requería para su apertura la activación simultánea de varios controles del vehículo y un mando a distancia.

El resto del hachís fue intervenido en un domicilio de Algeciras, lugar donde la droga se encontraba empaquetada en distintos formatos de envasado al vacío y dispuesta para su inmediata distribución. Además, este inmueble constituía un lugar desde donde se distribuía el hachís a otros puntos del territorio nacional. Las actuaciones han sido dirigidas por el Juzgado Mixto número cuatro de El Puerto de Santa María.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.