Un grupo de activistas por los derechos de los animales fue detenido el pasado miércoles por intentar desplegar una pancarta en el Concurso anual de perritos calientes de Nathan, unos conocidos restaurantes de perritos calientes, en Nueva York (EE UU).

Los cinco manifestantes, que dicen formar parte del grupo Direct Action Everywhere (Acción directa en cualquier sitio), fueron liberados sin cargos después de ser interrogados por la Policía. El grupo quiere que deje de celebrarse este tradicional concurso que acoge, cada 4 de julio, día en el que se celebra la independencia de EE UU, la península de Coney Island.

"Nathan sigue promoviendo la violencia animal exhibiendo a gente comiendo para aumentar sus beneficios y su notoriedad", señaló la portavoz del grupo Amanda Houdeschell, reclamando responsabilidades por todo el barullo generado. "(Los animales) sienten el dolor, el amor y el dolor como los perros o los gatos que tenemos en casa".

Además de este grupo, una activista de la organización animalista PETA (People for the Ethical Treatment of Animal) aprovechó la ocasión para repartir perritos calientes veganos a las afueras del recinto en el que se celebraba el evento que acabó con la victoria, en la categoría masculina y por décima vez consecutiva, del estadounidense Joey 'Mandíbulas' Chestnut que consiguió ingerir 72 salchichas en 10 minutos.

En la categoría femenina, Miki Sudo, de Las Vegas, se coronó campeona por cuarta vez con una nueva marca personal, 41 perritos calientes en 10 minutos, muy por delante de la que fue vencedora durante tres ediciones, Sonya Thomas, quien tan solo pudo ingerir 30.