La plaza de la Alfalfa se estrena con un diseño «demasiado moderno»
Muchos sevillanos han aprovechado el fin de semana para conocer la nueva plaza de la Alfalfa. (V. H)

«Es como si a una vieja la vistes de Madonna. Es muy moderna para estar en el centro».

Así define Elia Parra la nueva plaza de la Alfalfa. Este fin de semana, este trozo de piel sensible ha estrenado peatonalización, parque infantil y mobiliario. Las modernas farolas y los bancos son lo que menos gusta a los vecinos, que echan de menos un parking. Los comerciantes ya han pedido al Ayuntamiento taxis, microbuses y otros servicios públicos.

Para Antonio, camarero, la plaza ha quedado preciosa. Manuel Fernández, del barrio, hubiese quitado los árboles. «Estos plátanos de India están enfermos y no se tienen en pie. Con naranjos hubiésemos olido a azahar».

Pepe Benítez piensa que las farolas «son de premio». Tampoco le gustan a Rafael, quien pide que «no se las lleven a ningún chalé, que las fundan y desaparezcan del universo».

Antonio Almansa, carnicero, aplaude la transformación del entorno y confía en que la zona reviva con nuevas tiendas, bares y restaurantes.

Los vecinos opinan

Elia Parra. 19 años. Vecina.

«No me gusta porque esto es el centro y pega otro tipo de diseño, algo más clásico. No me gusta ni la solería ni las farolas. Son horrendas. Se ve mucho espacio para cuatro cosas que han puesto».

José María Delgado. 77 años.

Comerciante. «Está mejor que antes, después de los meses tan duros que hemos pasado los comerciantes. De vender, nada. En las tiendas no ha entrado nadie, sólo polvo y basura. Esperemos que se venga arriba».

Samuel Fernández. 18 años. Vecino.

«Está bien, pero peligra el parque infantil que han puesto. Cualquier mente cortita puede venir a destrozarlo o a hacer botellón. El diseño me gusta, pero las farolas, nada. Son horrorosas, creo las hay mejores».