Crematorio
Escena de la serie 'Crematorio'. Canal +

La Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) ha sancionado a DTS con 661.796 euros por incumplir con la obligación de financiar obras audiovisuales europeas en el año 2014, lo que supone una infracción "muy grave" de la Ley General de la Comunicación Audiovisual.

Además, el organismo que vigila el funcionamiento de los mercados y sectores productivos requiere a DTS -antiguo Canal+, hoy integrada en Telefónica- para que invierta en producción de obras europeas, antes del fin de 2019, 7,4 millones de euros, de los que 1,3 millones corresponden a la producción de películas cinematográficas de cualquier género.

Esta multa comunicada este lunes se suma a las que la CNMC impuso a DTS por el mismo motivo en 2012 y 2013, por las que se enfrentó a una sanción de 1,6 millones de euros.

La Ley General de la Comunicación Audiovisual obliga a los prestadores del servicio de comunicación audiovisual o a los operadores de telecomunicaciones que también difundan canales de televisión, a destinar el 5 % de sus ingresos de explotación a financiar obras audiovisuales europeas.

El 60 % de la financiación debe destinarse a la producción de películas de cine y, a su vez, el 60 % de dicho porcentaje a obras en alguna de las lenguas cooficiales de España.

Contra esta decisión, DTS podrá interponer recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional, en un plazo de dos meses.