La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha anunciado este miércoles que en los próximos días el Ayuntamiento trasladará al Consorcio Regional de Transportes una propuesta para recuperar las acciones de Metro vendidas en 2011 por el PP y, para recapitalizar la empresa, aportará 150 millones de euros con el fin de prolongar la línea 11.

"Queremos recobrar las acciones del Metro que perdió en 2011, cuando tenía el 75%" de la compañía, ha avanzado Carmena en un desayuno con la prensa. La negociación que se abriría determinaría cuántas acciones se recuperarían y a qué precio.

"Queremos estar en el Metro no sólo para ayudar con una inversión sino también para tomar decisiones", ha destacado. También ha apuntado que a día de hoy sigue sin entender las razones que llevaron al Gobierno del PP a tomar la decisión de que el Ayuntamiento "perdiera Metro". "Fue una decisión política que uno no puede comprender qué se quería con ello", ha lanzado.

Queremos estar en el Metro no sólo para ayudar con una inversión sino también para tomar decisiones La fórmula que plantea el Ayuntamiento para recuperar el equilibrio en Metro pasa por contribuir al déficit de tarifa del suburbano madrileño y que este vuelva a recapitalizarse vía inversiones. En concreto, la propuesta se basa en acometer la ampliación de la línea 11, un proyecto que quedó parado en 2011, y que supondría una mejora sustancial para la movilidad en la ciudad de Madrid.

En diciembre de 2011 Ayuntamiento y Comunidad firmaron el protocolo de colaboración para la cesión de Metro, en el que el Ayuntamiento cedía el 75 por ciento de las acciones de la compañía a la Comunidad y quedaba eximido del pago del déficit de tarifa de Metro en la zona A de la red de transporte.

Desde entonces, el Ayuntamiento ha dejado de destinar unos 150 millones de euros al año en el déficit de tarifa, mientras la Comunidad ha dejado de invertir en nuevas infraestructuras, produciéndose una depreciación del 50% en el valor de las acciones de Metro. Esta depreciación equivale a 750 millones de euros, que es una cantidad similar a la que ha dejado de aportar el Ayuntamiento de Madrid en estos cinco años.

En este contexto y pese a las operaciones del pasado, el Ayuntamiento considera que Metro es un servicio fundamental para la ciudad y que es necesario buscar alternativas viables para la mejora del transporte público. Para ello, el Ayuntamiento propondrá a la Comunidad de Madrid la vuelta a la situación previa a 2012, para lo que sería necesario crear un grupo de trabajo que explorara las alternativas. El planteamiento inicial del Consistorio consiste en que la firma de un nuevo acuerdo esté basada en la recapitalización de Metro a través de inversiones finalistas de capital aportadas por la Comunidad y en la aportación por parte del Consistorio al déficit de tarifa de la zona A.

Al final del proceso, con la duración que financieramente se considere conveniente para ambas instituciones, Metro recuperaría su situación financiera, y la Comunidad y el Ayuntamiento contribuirán al 50% en el déficit de tarifa de Metro en la zona A, de tal manera que se recupere de forma definitiva el equilibrio de poder en el Consejo de Administración de Metro.

Ampliación de la línea 11 de Metro

El Ayuntamiento considera prioritaria la prolongación de la línea 11 de Metro, un proyecto de gran interés estratégico de la ciudad que interconectaría los distritos de Carabanchel, Usera, Arganzuela, Retiro, Ciudad Lineal, Hortaleza y Chamartín, facilitando los movimientos orbitales en el lado este del arco exterior a la M-30 en transporte público y mejorando de forma notable la movilidad en Madrid.

La magnitud de este proyecto, que supondría 17,5 nuevos kilómetros de metro y 12 nuevas estaciones, exigiría realizarlo por tramos y con un plazo de ejecución que superaría los ocho años. Por este motivo, sería recomendable que tanto en el Pleno municipal como en la Asamblea de Madrid haya consenso de todos los grupos políticos respecto a esta propuesta de acuerdo.

La Comunidad aporta 95 millones a la EMT

Por su parte, el consejero de Transportes, Infraestructuras y Vivienda, Pedro Rollán, ha afirmado este miércoles no entender la "obsesión" de la alcaldesa de Madrid por entrar en el accionariado de Metro de Madrid y le ha trasladado que puede desplegar financiación sin tener participación en el suburbano, como hace la Comunidad de Madrid en el caso de EMT.

A su vez, ha recalcado ante la propuesta del Consistorio de extender la línea 11 que en el Gobierno regional no tiene contemplado efectuar la ampliación de la red de Metro y que su compromiso es poner en servicio la nueva estación de Arroyo Fresno a final de legislatura.

Tras un acto en el que ha avanzado el futuro cambio de nombre de la estación de Campo de las Naciones por Feria de Madrid, el consejero ha recalcado que la Comunidad, a través del Consorcio de Transporte, aporta 95,2 millones de euros a la EMT cuando no tiene acciones.

Consulta aquí más noticias de Madrid.