Según recoge el escrito de acusación del Ministerio Fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, el acusado es el padre de la menor, víctima de los hechos, que en ese momento tenía 11 años de edad.

La Fiscalía relata que el 18 de abril de 2015, la niña se quedó a dormir en casa de su padre y acusado, en Hellín, y, sobre las 5.00 horas, el acusado, aprovechando que dormían en la misma cama, se aproximó a ella y comenzó a tocarle con los dedos en sus partes íntimas, por encima del pijama.

La menor, entonces, apartó la mano del acusado y se dio la vuelta, pero éste, instantes después, volvió a repetir la acción anterior, aunque de nuevo fue rechazado por la menor.

Sobre una semana más tarde, y dándose la misma situación de que la niña se quedó a dormir en casa de su padre, volvió a actuar de idéntica forma, y la menor volvió a rechazarle.

En fecha 9 de septiembre de 2015, la Comisión Provincial de Tutela y Guarda de Menores de la Dirección Provincial de Bienestar Social de Albacete acordó la asunción de la guarda de la menor, en la modalidad de acogimiento residencial, por la que la niña ingresó en un centro de Albacete.

Consulta aquí más noticias de Albacete.