Consideran «lamentable» despilfarrar otros 200 millones. Los Verdes de Asturias emplazaron ayer a la Unión Europea a que estudien en profundidad el «chanchullo» del sobrecoste de la ampliación del Puerto del Musel, presupuestada inicialmente en 581 millones de euros, y exijan responsabilidades.


La organización ecologista considera «faraónica e innecesaria» la obra y lamenta que su tramitación no esté sujeta a la ley de Contratos de las Administraciones Públicas, para asegurar la legalidad de las contrataciones por parte de los cargos públicos.

Por otro lado, Izquierda Unida anunció que solicitará la comparecencia del presidente de Hidrocantábrico en la Junta de Gobierno para que explique las razones del sobrecoste de la ampliación del puerto gijonés.