La Policia Nacional ha registrado esta mañana en Barcelona las oficinas de Mutua Universal en la calle Aragón por orden de la Fiscalía Anticorrupción, que ha interpuesto una querella contra directivos de la entidad por presunta malversación de caudales públicos.

 

Acusan a varios responsables de la mútua de desviar 12 millones procedentes de las cuotas de la Seguridad Social
Las oficinas están siendo objeto de un nuevo registro, que se suma a otros que ya se han produciendo desde que la Fiscalía presentó la querella ante el juzgado de instrucción número 21 de Barcelona.

 

Mutua Universal es la tercera entidad de accidentes de trabajo de España y la segunda de Cataluña, y da asistencia a 142.000 empresas y a 1,4 millones de trabajadores.

Desvíos ilegales

La Fiscalía Anticorrupción acusa a varios responsables de esta entidad de haber desviado hasta doce millones de euros de las cuotas de la Seguridad Social que percibe a fines distintos de los legalmente propios de la actividad mutualista.

La querella acusa a cinco ejecutivos, entre ellos su director gerente Juan Aicart, de haberse enriquecido mediante el desvío de fondos públicos, que habrían utilizado para realizar promociones inmobiliarias en beneficio particular, mediante una red de sociedades que facturó a Mutua Universal.

Dos cargos de esta entidad imputados a raíz de la querella fueron citados el pasado 9 de noviembre ante el juez que lleva el caso, aunque se acogieron a su derecho a no declarar