La traían desde Brasil en maletas con doble fondo. Desde Brasil a Sevilla. Éste era el destino de la cocaína que vendían tanto en ambientes selectos como en las Tres Mil Viviendas. Agentes del Equipo Contra la Delincuencia Organizada y Antidroga de la Guardia Civil de Sevilla han desmantelado una red internacional de tráfico de cocaína. La operación Cristal Potter ha acabado con 14 detenidos, de los que 10, incluido el número 2 de la banda, son de Sevilla y provincia, concretamente, del Arahal, San Juan de Aznalfarache y Marchena. El cabecilla es de Vitoria y los otros tres, de Murcia. La organización podría estar introduciendo en España de 20 a 30 kilos de cocaína mensuales. En total, se han incautado más de 11 kilogramos de gran pureza. El modus operandi era el siguiente. Reclutaban a «correos» o «mulas», es decir, los vendedores de cocaína de ambientes relacionados con la prostitución. ¿El perfil? Consumidores con buen aspecto. Les pagaban 6.000 euros para que ellos organizaran su propio viaje a Brasil.

Allí, la organización les acondicionaba la droga en una maleta con doble fondo.

Posteriormente, vía Lisboa, llegaban a España. Aquí se alojaban en otro hotel haciéndose de nuevo la organización cargo de las maletas.