Izquierda Unida considera que el informe municipal sobre los procesos de adjudicación de pisos en Valladolid, que finalmente se limitó a Villa de Prado, no deja lugar a dudas: «No ha habido igualdad de oportunidades porque se eligió un sistema que ha resultado peregrino», indicó ayer su portavoz, Alfonso Sánchez. Asimismo sostiene que con el método utilizado por el PP ha habido poca objetividad y transparencia, lo que «ha dejado la posibilidad de especular con los pisos a las distintas promotoras», añadió.