Casi la mitad de los holandeses está a favor de integrar en Holanda las provincias flamencas de Bélgica, si se diese en su país vecino un escenario de división territorial a causa de las tensiones políticas. Sin embargo, el porcentaje de población contraria a tal fusión supera al de los partidarios.


La encuesta publicada este lunes en el diario gratuito Dag y realizada por la oficina demoscópica Maurice de Hond, revela que un 49% de los holandeses es contrario a la fusión territorial entre Flandes, la parte belga donde se habla neerlandés, igual que en Holanda. Según el diario, los partidarios de la unión -el 45%- son simpatizantes del partido nacionalista, antimusulmán y ultraderechista de Geert Wilders.

En un sondeo similar divulgado el pasado sábado por el diario francés Le Journal du Dimanche, un 54% de los franceses estarían a favor de integrar a las provincias francófonas de Bélgica en caso de que Bélgica se desmorone.

Bélgica cuenta con unos seis millones de flamencos y unos 4,5 millones de francófonos.