Schwarzenegger
El conocido actor y ahora gobernador de California Arnold Schwarzenegger, en una foto de archivo.
El gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, demandó ayer al Gobierno federal de George Bush ante la imposibilidad de poder poner en práctica un ambicioso plan contra los gases de efecto invernadero.

El también conocido actor dijo en rueda de prensa que está preparado para "demandar una y otra vez" hasta que le sean otorgados a California los permisos necesarios para imponer restricciones a los fabricantes de automóviles.

"Estamos preparados para poner en práctica los estándares más limpios del país en cuanto a emisions de vehículos, y no lo podemos hacer, por supuesto hasta que el Gobierno federal nos de las necesarias autorizaciones".

Con esto Schwarzenegger se refería a la espera de más de dos años para que la Agencia de Protección Medioambiental de EE UU otorgue a California los permisos necesarios para imponer restricciones más duras que las que exige la ley federal.

Con esas restricciones, California quiere reducir las emisiones de vehículos en un 30% para 2016, lo que equivaldría a retirar 6,5 millones de vehículos de las carreteras.

El estado ahora gobernado por Schwarzenegger cuenta con una larga historia de peticiones de este tipo (más de 50, según informa Los Angeles Times), que le han permitido liderar los esfuerzos nacionales contra la contaminación.

El Tribunal Supremo respalda al gobernador

La demanda del Estado pone contra las cuerdas al Gobierno Bush, que ya intentó combatir infructuosamente la normativa californiana ante el Tribunal Supremo.

Los jueces del Tribunal determinaron que el dióxido de carbono y los gases de efecto invernadero deben considerarse como contaminantes bajo la Ley de Aire Limpio de EE UU (U.S. Clean Air Act).