El bus 73 llega a la parada.
Un mujer sube al bus 73 20 minutos.es

Son las 18.32 h cuando llego a la parada de General Avilés. No hay nadie esperando al bus pero, al poco rato, llega Antonia. «Es una línea muy mala, tarda unos 20 minutos en llegar». Al cuarto de hora aparece el bus, me subo y sigo charlando con ella. «Lo cojo para ver a mi hija que vive en Tres Forques y nunca atinas», añade.

Poco después, me encuentro con Ángeles Ruiz, tiene 86 años y cuenta: «Me gustaría que pusieran más líneas para que pasasen cada 10 minutos. Y si no puede ser, pues tendremos que esperar, no podemos hacer otra cosa». No todos opinan igual. Jorge Ospina es estudiante y tiene 15 años. Para él, la línea es buena, no tiene quejas siempre que el tiempo de espera no sobrepase los 20 minutos.

Entre quejas y resignaciones me voy topando con bastantes personas con algo en común: los 20 minutos de retraso. Eloy Álvarez, de 73 años, utiliza la línea 73 todos los días: «Es muy deficiente, deberían poner el doble de servicios» comenta.

Juan Antonio tiene 27 años y también coge el bus todos los días para ir a llevar a su hijo a la guardería. «Tendrían que poner más líneas, siempre espero unos 15 o 20 minutos. Si pierdo uno, ya sé que llego tarde a recoger a mi hijo».

Por su parte, Olvido Moreno, de 53 años, lo usa para ir a la Fe a visitar a su madre, «es muy lento, me gustaría que viniera más a menudo porque el tiempo de espera es mucho». «La ventaja que tiene esta línea es que hay muy buenas paradas, por lo demás, es bastante mala» añade. Julio Sanz, de 36 años, cuenta: «Estoy bastante descontento, pasa con muy poca frecuencia».

Despúes de confirmar que los 20 minutos de espera no te los quita nadie, llego al final de mi recorrido a las 20.12 h. Nota: 3.