Chus Ponce y sus actores
Chus Ponce y los actores de la película, Iván Massagué y Darío Paso M. FRANCO

¿Qué le parece el Festival 100% Europeo de Sevilla para presentar su película?
Estupendo. No podía ser mejor para el estreno. He venido y vivido como espectador muchas veces al festival. Y ahora es como estar dentro de la obra de teatro. Es mágico.

¿Cómo le propusieron venir al festival?
Fueron los productores. Hay uno sevillano en el equipo que vio la posibilidad de venir. Y salió. Esto ha sido una gran oportunidad. Estoy muy contento.

Es el primer español que entra en la sección oficial ¿mucha responsabilidad?
Imagínate. Estar ahí compitiendo con nombres tan grandes como Claude Chabrol, Béla Tarr o Ken Loach es algo…¡puff!. Se vive de forma muy especial.

Entrando en su película ¿qué hacen esos tres sentados en un banco viendo la vida pasar? ¿qué les pasa hoy a los jóvenes?
Yo no intento nunca ni juzgar ni adoctrinar. Yo hago retratos de situaciones identificables. Creo que para las personas que sean indecisas y les cueste arriesgar el panorama cada vez está peor teniendo en cuenta como está el mundo del ladrillo y del trabajo. Es imposible para muchos jóvenes madurar.

¿Cómo son sus tres protagonistas?
Es que simplemente No son. No son parados ni trabajadores. No son adultos ni son niños. Son como tres setas con personalidad pero que no la sacan afuera. Los tres están ahí viendo pasar a vida, incapaces de hacer nada.

Pero ellos lo llevan con humor…
Claro, no es una película lastimera. Es la comedia del drama. Lo que para el espectador parece una situación cómica realmente para los personajes es un sufrimiento. Mira Billy Wilder también lo mal que lo pasaba en sus personajes y lo que se reía la gente.

¿Rodó su película en Sevilla?
Si. Prefiero rodar aquí sobre todo por el hecho de poder volver a casa todos los días. A mi me parece que Sevilla lo tiene todo. Es un plató perfecto, con muchas horas de luz.

¿Cómo es la pareja Iván Massagué- Darío Paso (actores en la serie La familia Mata)?
Uy, son geniales. Muy divertidos. Han congeniado muy bien porque ya han trabajado juntos en la tele. Creo que en general ha sido un rodaje muy familiar, todos han sido gente muy accesible.

Anécdotas del rodaje en su cuaderno de Bitácora…
(Risas). Hay muchas. La mejor es que rodamos en un bloque de pisos vacíos donde solo vivía un hombre. Montamos allí todo el decorado y este señor, fue tan colaborador y buena gente que no se movía para no hacer ruido. Incluso por la noche cuando se levantaba al servicio se quedaba parado cuando oía ¡Acción! Y volvía a andar cuando oía ¡Corten! Le debemos mucho!

En su película dio la oportunidad a dos actores sevillanos, Pilar Crespo y Juanfra Suárez ¿cree que los directores andaluces apuestan por los nuevos talentos locales?
Si está de nuestra mano está bien abrirles puertas porque es injusto para los actores andaluces. Pero no estamos obligados. El mundo no se acaba aquí. Igual que yo me fui a Madrid a estudiar cine ellos también se deben buscar las castañas. Porque si eres bueno te saldrá trabajo seguro.

BIO: Jesús Ponce, Chus para sus amigos, estudió Imagen y sonido en Madrid y trabajó como fotógrafo. Ha realizado vídeoclips, programas de TV y cortos. Con su primer largometraje 15 días contigo, consiguió el aplauso unánime de crítica y público en 2005. en 2006 rodó Suizo, un ejercicio de cine de género.