Aunque ya existe la posibilidad de realizar gestiones con el Catastro a través de Internet, son muchos los que todavía optan por la atención presencial a la hora de resolver alguna cuestión en esta instancia administrativa.

En la actualidad, los servicios centrales de este organismo en Córdoba se encuentran en la avenida de las Ollerías, pero esa ubicación tiene fecha de caducidad: 2009.

Así se pone de manifiesto en una respuesta parlamentaria del Gobierno central al diputado del PP Jesús Mancha, que señala que la nueva oficina de atención al público del Catastro en la ciudad se situará en la antigua sede del Banco de España en los primeros meses de dentro de dos años.

Este edificio, que se cerró el 31 de diciembre de 2004, se encuentra en la avenida del Gran Capitán, un sitio muy céntrico y cercano a otras dependencias de la Agencia Tributaria y de la Tesorería General de la Seguridad Social.

Los servicios centrales del Catastro están en la avenida de las Ollerías, pero esa ubicación tiene fecha de caducidad: 2009
Se trata de una medida de gran calado, ya que afecta a toda la población de la provincia al ser la única dependencia del Catastro que hay en Córdoba.

Retraso

Sin embargo, no todo es del color de rosa. El proyecto de remodelación del edificio del Banco de España, que data de 1941, lleva un considerable retraso desde que a finales de 2005 se anunciaran las obras de reforma.

En la actualidad, técnicos de la Gerencia de Urbanismo y del Estado trabajan en este asunto, debido a que es un inmueble protegido por el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

En este edificio, que tiene una superficie de 4.400 metros cuadrados, también está previsto que se reubiquen el archivo de la Delegación de Economía y Hacienda y el servicio de Intervención Tributaria. El coste es de 8,7 millones de euros.

El acceso a personas con movilidad reducida es complicado debido a la existencia de escalones"

 
Adaptado para todos

En la respuesta parlamentaria el propio Gobierno reconoce que el local donde se encuentra actualmente el Catastro en Córdoba –en situación de alquiler– no reúne las condiciones adecuadas de accesibilidad para los discapacitados.

«El acceso a personas con movilidad reducida es complicado debido a la existencia de escalones y a no poder haber logrado de la comunidad de vecinos un permiso para crear sistemas alternativos de entrada», señala el Ejecutivo.

Sin embargo, estos problemas pasarán a la historia con la nueva sede, donde se cumplirán todos los requisitos para este colectivo de personas.