Se acaban de cumplir dos años del nacimiento de la asociación cordobesa de niños con déficit de atención e hiperactividad (Acodah). Una institución, única en Córdoba, que empezó como una reunión de padres más y que ya cuenta con más de 100 socios. Este hecho es el que obliga a la asociación a buscar un lugar en el que poder reunirse.

¿Cuál es la diferencia entre un niño hiperactivo y otro simplemente inquieto?

Los hiperactivos son muy inquietos, pero también tienen un alto déficit de atención, cuando no hacen caso, no lo hacen por rebeldía, sino porque intentan a toda costa evitar el esfuerzo mental. Los otros no. A estos niños se les suele tachar de maleducados.

¿Qué dice al respecto?

Eso depende de la educación que le dé cada padre, no son maleducados, son niños tan nobles y buenos como los otros.

¿Es posible mejorar el comportamiento de los niños?

Sí. El niño siempre ha de poner de su parte, hay que darle órdenes con frases cortas y concisas, nunca muy de seguido.

¿Es importante la medicación en el tratamiento?

Sin duda, los medicamentos ayudan mucho, sin ellos las técnicas que el niño aprende resultarían más complicadas de retener.

¿Les dará la Junta una nueva sede donde reunirse?

Ni la Junta ni el Ayuntamiento pueden ayudarnos. Ojalá alguien nos escuche.

BIO

A sus 43 años, Mari Carmen confiesa que el principal objetivo que tiene en la vida es lograr la plena felicidad de sus hijos mellizos.