Prostitución
Una prostituta ejerce en la vía pública. Jorge Paris

Agentes de la Policía Nacional han liberado en una localidad de la comarca valenciana de La Ribera a una joven de 18 años de origen búlgaro que estaba retenida en una casa y era obligada a ejercer la prostitución. Uno de los supuestos "captores" era su novio, a quien había conocido en Bulgaria cuando era menor de edad, y quien le habría pagado el viaje a España al cumplir la mayoría de edad.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía en un comunicado, en la operación han sido detenidos dos hombres y una mujer de entre 25 y 32 años, de origen búlgaro, como presuntos autores de los delitos de detención ilegal y prostitución coactiva.

La investigación comenzó al tener conocimiento de la existencia de que una joven que podría estar retenida en contra de su voluntad en un domicilio tras una denuncia de un familiar en su país de origen, Bulgaria. Agentes especializados en el delito de trata de seres humanos comenzaron con la búsqueda de la vivienda y descubrieron que allí vivían otras tres personas más de su misma nacionalidad.

Los agentes averiguaron que la joven no podía salir sola a la calle a no ser que fuera acompañada por alguna de las personas con las que vivía, así como que podría haber sufrido varias palizas tras negarse a ejercer la prostitución.

Los policías conocieron la identidad de los sospechosos y fueron detenidos como presuntos autores de los delitos de detención ilegal y prostitución coactiva.

Consulta aquí más noticias de Valencia.