El alcalde, Javier León de la Riva, dijo ayer que también está contento por la llegada del AVE a Valladolid, aunque se trate «de la pedrea en lugar del premio gordo», ya que aún no ha empezado a soterrar las vías. En los últimos meses ha criticado que la alta velocidad no llegara en las mejores condiciones posibles y que el Gobierno va a despilfarrar 72 millones en el acceso en superficie. En todo caso, el Ayuntamiento hará una campaña de publicidad en la estación de Chamartín «para que no parezca que todo lo ha hecho el Gobierno».