Los trabajadores de los grandes establecimientos de distribución se concentraron ayer delante del Makro para exigir que se cumplan los tiempos que los trabajadores deben descansar durante la semana. También hubo movilización en Burgos y Ponferrada.