Juicio del 'caso Emarsa'
Vista del banquillo de los acusados en el juicio del caso Emarsa, este martes. KAI FÖRSTERLING / EFE

El tribunal del caso Emarsa comenzará este miércoles el juicio para 24 encausados y juzgará por separado al empresario José Luis Sena, después de que su abogado haya renunciado y de que el tribunal haya decidido que se sentará en el banquillo en otro juicio cuando se le asigne un nuevo letrado del turno de oficio. El presidente del tribunal ha comunicado que "dada la hora" el juicio comenzará a las 09.45 horas, con las cuestiones previas.

En la pieza principal del caso Emarsa, la Audiencia de Valencia se juzga a 25 personas, entre directivos de empresas públicas y empresarios, por el desvío de alrededor de 25 millones de euros de la empresa que gestionó la depuradora de Pinedo (València).

El abogado del turno de oficio que defendía a José Luis Sena, uno de los empresarios procesados en el caso Emarsa, había presentado una baja médica en el Colegio de Abogados.  El tribunal ha estudiado este martes si suspendía las vistas del juicio hasta la designación de un nuevo abogado de oficio o si enjuiciaba a este procesado por separado, opción por la que finalmente ha optado pese al rechazo tanto de la Fiscalía como del resto de acusaciones y la mayoría de defensas.

El juicio por la pieza principal del caso Emarsa sienta en el banquillo a 25 personas por presunto saqueo de la depuradora de Pinedo (València) tras siete años de instrucción. Entre los acusados en este caso figuran exdirectivos de la empresa pública Emarsa (Entidad Metropolitana de Aguas Residuales), de Emshi (Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos) y de Epsar (Entidad Pública de Saneamientos Residuales) así como varios empresarios, procesados por delitos de malversación de caudales públicos, cohecho, blanqueo, prevaricación y falsedad.

Procesados y petición de penas

Entre los principales imputados en esta causa están el expresidente de Emarsa, exalcalde de Manises y exvicepresidente de la Diputación de Valencia, Enrique Crespo; el gerente de Emarsa de 2004 a 2010, Esteban Cuesta, y el director financiero de la empresa entre 1996 y 2010, Enrique Arnal.

También figuran el exgerente de la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas (Epsar), dependiente de la Generalitat, José Juan Morenilla, y el exjefe de departamento de Epsar Ignacio Bernácer.

La supuesta trama corrupta de Emarsa operó en torno a dos "negocios": uno basado en el incremento de los costes de explotación que contó con el visto bueno de la Epsar y que se basó en el desvío de fondos inicialmente dirigidos a como pequeñas reformas, mantenimiento, electricidad, personal, gastos de reactivos y otras materias primas.

El otro, el de tratamiento de lodos, se basó igualmente en un encarecimiento artificial de las operaciones, sustentado en varias empresas pantalla controladas por varios de los procesados.

La Fiscalía ha pedido 14 años de prisión para Crespo, Bernácer y Morenilla, 12 para Cuesta y penas que van desde los 8 a los 2 años de prisión para el resto de los acusados.

Dos condenas

Por este macroprocedimiento ya hay dos condenas judiciales fijadas por varias piezas separadas. La primera de ellas contra el fugado Jorge Roca, a quien se le han fijado dos años de prisión por simular una operación comercial para la exportación de 10.000 taxis a Pakistán. Se estipuló la misma pena para dos empresarios más: José Luis Sena y Vicente Ros.

La segunda condena -de cuatro meses de prisión y una multa de 62.000 euros- ha recaído sobre la mujer de Ignacio Bernácer por permitir que éste ingresara en sus cuentas bancarias parte del dinero público que detrajo ilegalmente de Emarsa.

Consulta aquí más noticias de Valencia.