Imagen archivo incendio forestal en Cantabria
Imagen archivo incendio forestal en Cantabria 112

De hecho, en 2016 solo se produjo un incendio forestal más que en 2004, cuando se contabilizaron 144, que es el menor valor de la serie histórica del Icane, que comienza en 2003.

En líneas similares, el total de siniestros forestales en la comunidad autónoma ascendió a 204 el año pasado, nuevamente solo inferior a los 178 que se produjeron en 2004.

Sin embargo, hubo 59 conatos de incendio forestal el pasado ejercicio, más que en 2003 (51), 2007 (49) y 2004 (34).

En relación al año anterior, el número de incendios forestales ha descendió un 83,2%, el de conatos un 39% y del total de siniestros un 78,8%. En 2015, una grave ola de incendios declarados a final de año arrasaron 2.000 hectáreas de monte de alto valor ecológico en la región.

En línea con la caída del número de incendios forestales en 2016, también disminuyó la superficie forestal incendiada, que ascendió a 1.285,5 hectáreas, en este caso, la más baja de toda la serie histórica.

También fue la menor desde 2003 la superficie forestal no arbolada que se quemó el año pasado, 1.028,8 hectáreas, mientras que la arbolada pasto de las llamas alcanzó las 256,6 hectáreas, la menor en 12 años (101,8 hectáreas fueron arrasadas en 2004).

Con relación a 2015, la superficie forestal arbolada afectada por incendios se redujo un 92,3%, la forestal no arbolada un 89,5% y el total de la superficie forestal quemada disminuyó un 90,2%.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.