La víctima había ganado la mitad del dinero jugando a la ruleta, mientras que los otros 4.000 euros procedían de un negocio. Tras ser abordado fue atendido en un hospital de Manises (Valencia) y diagnosticado de la rotura de dos incisivos y herida en cara que requirió puntos de sutura.

Las investigaciones se iniciaron el pasado viernes 28 de abril cuando los agentes tuvieron conocimiento que un hombre el día anterior había sido agredido por varios jóvenes que se habían apoderado del dinero que llevaba.

Los policías averiguaron que la víctima había ganado un premio de 3.000 euros jugando en una máquina y que junto a ésta había unos hombres jugando a la ruleta. Al percatarse del premio se acercaron a él y comenzaron a charlar y a animarlo para que continuase.

LLEVÓ A LOS LADRONES EN COCHE

Cuando cerró el establecimiento, la víctima se ofreció a llevarlos hasta su domicilio en su coche, a lo que accedieron. Una vez los dejó donde le habían indicado, el hombre sintió un fuerte golpe en el pómulo derecho de la cara que le hizo caer inconsciente al suelo.

Al recobrar la conciencia, la víctima se percató que estaba en el suelo y con la cara sangrando, así como que no tenía los 7.000 euros que llevaba, por lo que fue en coche al retén de Policía Local. Allí los agentes solicitaron la presencia de servicios sanitarios que lo trasladaron a un hospital de Manises.

Como consecuencia de las investigaciones, los agentes averiguaron la identidad de los sospechosos y, tras localizar a dos de ellos, fueron detenidos como presuntos autores de los delitos de robo con violencia y lesiones. Los dos arrestados, de origen rumano y con antecedentes, han pasado a disposición judicial en València. La Policía Nacional mantiene abierto el operativo y no descarta más detenciones.

Consulta aquí más noticias de Valencia.