La Romería de Nuestra Señora de Fátima de El Campillo tiene sus orígenes en la colonización de estas tierras por parte de colonos alemanes, que adoraban la Cruz de mayo. A partir de 1952, la fiesta se convirtió en una romería, con devoción a la Virgen de Fátima.

Fiesta peculiar, que se inicia a hora muy temprana, con el toque de diana de la Banda Municipal y que cuenta como principal seña identitaria con sus carrozas, que antes se adornaban con palmeras y flores del campo y que en los años 70 comienzan a ser decoradas con flores de papel de seda. Preparadas por los romeros meses antes de la fiesta, estas carretas pueden llegar a contar hasta con 35.000 flores de colores distintos cada una.

Es también típica la comida de romeros en la zona del Arroyo El Cascajoso, así como la proclamación de los premios a las carrozas ganadoras de

los mejores exornos florales. Es el momento en el que la Hermandad rinde homenaje a un emigrante y a una persona popular del año en el municipio y se procede a la coronación de la reina de las fiestas.

Las fiestas se extienden desde el 29 de abril hasta el 2 de mayo y, entre las principales actividades, van a estar las actuaciones de la Orquesta Punto y Aparte, Patricia García, Alboreá, Banda del Toro, Comandante Lara, Desplante, El Kavila, Planeta Crema, el mago Romer y Café Mestizo. Además, de animación infantil, concursos y actividades deportivas.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.