Según informa Participa Sevilla e IU en un comunicado conjunto, sin embargo, la carta "no ha podido ser entregada, ya que, cuando se disponían a ello, la presidencia del Pleno, Carmen Castreño, ha ordenado la expulsión de todos los trabajadores, que han vuelto a la calle, donde habitualmente reivindican una solución a sus conflictos laborales".

"Quienes sí han respondido y aceptado la petición de estos colectivos han sido tanto el grupo municipal de Izquierda Unida, como el de Participa Sevilla, cuyos concejales han abandonado temporalmente el pleno para reunirse con los trabajadores y mostrarles su total apoyo para lograr una solución justa a los diferentes conflictos laborales que mantienen con el actual Gobierno municipal", añade la nota de prensa.

Posteriormente, en el mismo pleno, Julián Moreno, edil de Participa, ha exigido al Grupo Socialista, que "deje de darse golpes de pecho con mociones en las que dice defender a trabajadores municipales". "Ni siquiera han aceptado una invitación al diálogo como le acaban de hacer estos colectivos de trabajadores. Simplemente, han ejecutado rápidamente la ordenanza de pleno que impide que cualquier persona pueda hablar y les han expulsado", ha criticado.

Por su parte, el portavoz de IU, Daniel González Rojas, ha reclamado al alcalde que "deje de ignorar" a estos colectivos "en lucha y se siente de una vez con ellos para ver cómo cumple sus compromisos".

"Ya está bien de escurrir el bulto", ha enfatizado el concejal de IU, quien, coincidiendo con el Día de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, ha lamentado que el gobierno de Espadas "sigue sin recuperar el pacto contra la siniestralidad laboral con los sindicatos y es corresponsable de la precariedad que arrastran los trabajadores que desarrollan su labor en muchos servicios municipales externalizados".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.