"No ha habido tiempo de reaccionar", ha aseverado la gerente Marian Paniego, en declariones a Europa Press, antes de explicar que la Gerencia se encuentra en fase de recopilación de información sobre lo sucedido.

La responsable de Servicios Sociales ha explicado que la madre del menor se dirigió a los profesionales "buscando ayuda", aunque no ha precisado de qué tipo, y ha remarcado que "no ha habido margen para maniobrar".

El menor de tres años se encuentra ingresado en la UCI Pediátrica del Hospital Universitario de Burgos (HUBU) con pronóstico grave.

Consulta aquí más noticias de Burgos.