El incendio arrasó una superficie total de 377 hectáreas, de las que alrededor de 90 corresponden al término de Nava de la Asunción y el resto al de Nieva.

Efectivos de la Comandancia de Segovia han investigado a una persona a la que atribuyen un supuesto delito de incendio forestal por imprudencia grave, ocurrido el pasado día 20.

La negligencia habría consistido en no haber dejado totalmente apagadas las hogueras en las que su autor quemaba los restos de vegetación de la limpieza de un pinar, que se habrían reavivado con las rachas de viento y provocado el incendio, al extenderse por el monte, por no haberse practicado un cortafuegos eficaz, según han indicado fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

Estas causas han sido determinadas de manera conjunta con efectivos del Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León.

Se da la circunstancia de que el pasado mes de marzo hubo otro incendio forestal que quemó unas 63 hectáreas de monte en los municipios de Fuente el Olmo de Fuentidueña y San Miguel de Bernuy y cuya causa está también en la falta de precaución en este tipo de quemas.

Igualmente, por dicho motivo la Guardia Civil investigó a dos personas como supuestos autores del suceso por imprudencia grave.

El Instituto Armado ha recordado la necesidad de extremar las precauciones a la hora de realizar dichas quemas, así como de cumplir todas las condiciones que se establecen en las autorizaciones administrativas que se conceden al efecto. La inobservancia de las mismas puede dar lugar a las correspondientes denuncias, además de provocar sucesos como los ocurridos en estas últimas fechas.

Consulta aquí más noticias de Segovia.