Las comunidades autónomas contaban con un déficit a finales de febrero de 836 millones de euros, un 12,1 por ciento menos que el mismo mes de un año antes, que coloca el saldo negativo en el 0,07 por ciento del PIB, 0,02 puntos menos que la cifra registrada un año antes.

Por autonomías, diez de ellas registraron déficit en febrero. Murcia, Extremadura y Castilla-La Mancha se situaron a la cabeza, después de que las dos primeras fueran también las que lideraron el déficit público autonómico el año pasado, con el 1,7 y el 1,6 por ciento, respectivamente, lejos del 0,7 por ciento previsto para todo 2016.

Por detrás se situaron Baleares (0,21% de déficit), Andalucía (0,2%), Madrid (0,16%), Aragón (0,15%), Castilla y León (0,10%), Cataluña (0,10%) y Cantabria (0,08%).

El resto de comunidades registró superávit en sus cuentas hasta finales de febrero: Navarra (0,75%), País Vasco (0,18%), Canarias (0,14%), Comunidad Valenciana (0,10%), Galicia (0,07%), Asturias (0,06%) y La Rioja (0,01%).

El déficit consolidado del conjunto de las administraciones públicas se situó en 10.787 millones de euros en los dos primeros meses del año, el 0,93 por ciento del PIB frente al 1,07 por ciento registrado en el mismo periodo de 2016, según datos ofrecidos este jueves por el Ministerio de Hacienda y Función Pública.

Por su parte, el déficit del Estado en el primer trimestre (en este caso el dato disponible es hasta marzo) se situó en 5.659 millones de euros, un 43,8 por ciento menos que en el mismo periodo de un año antes, hasta situarse en el 0,49 por ciento del PIB, prácticamente la mitad que el porcentaje que representaba en el primer trimestre de 2016 (0,97% del PIB).