Sin embargo, el trimestre ha sido negativo como suele ser habitual en nuestro país, con 3.300 parados más y 1.400 ocupados menos, incluso peor que el primer trimestre de 2016. Lo cual revela una creación de empleo muy débil, ya que la recuperación económica se ha ralentizado mucho.

"En un panorama de dificultad en la creación de empleo, es fundamental, seguir realizando reformas, que apoyen la actividad de empresas y autónomos, que son los que generan riqueza y empleo en España, favoreciendo su crecimiento, favoreciendo su financiación, eliminando trabas, agilizando tramitaciones y papeleo y fomentando su internacionalización, desarrollo tecnológico e innovación".

"Lamentablemente, las empresas soportan un panorama económico con muchas incertidumbres, con excesiva inseguridad jurídica, aspectos que no favorecen la confianza y el consumo de empresas y familias, una de las claves de la recuperación real de la economía".

La FER considera que hay que seguir apostando por la empresa y por su competitividad, para que el empleo y la contratación aumenten a un ritmo mayor.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.