Pepe Álvarez
El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, en un momento de la entrevista. ELENA BUENAVISTA

Cuarenta años después de legalizarse la acción sindical y con una herida laboral que escuece desde la crisis, las organizaciones de trabajadores preparan un Primero de Mayo que pondrá el foco en el reparto de los frutos de la recuperación. El lema de las movilizaciones del lunes es "No hay excusas. A la calle" y detrás se situará Pepe Álvarez, por segunda vez desde que fuese elegido secretario general de UGT.

"No he venido aquí a calentar una silla", cuenta a 20minutos en la sede madrileña de la Escuela Julián Besteiro, pocas horas antes de una convocatoria que califica como trascendental. "La situación macroeconómica es buena y el Parlamento cuenta con ahora una mayoría que se ha comprometido a cambiar cosas importantes".

La gente sigue enfadada...
Porque la mejora de la situación no se ha trasladado a la economía. Aquí todo el mundo gana dinero menos los autónomos y los que trabajan por cuenta ajena. Se está ganando dinero y lo que hay que hacer es repartirlo.

¿Qué debe pensar un trabajador al ver el desfile constante de corrupción?
Que el sistema político-judicial hace aguas. Estamos viendo la expresión de un sistema heredado de una transición que nos habían dicho que era ejemplar. Yo nunca la consideré ejemplar. El país debe hacerle una revisión a fondo para erradicar de manera absoluta estas situaciones de corrupción, de caradura y de mentira.

También están enfadados con ustedes. Aparte de los cursos de UGT Andalucía, en enero se detuvo a seis personas de UGT Asturias por supuestas irregularidades con las subvenciones por formación
Me parece una canallada que a los sindicatos se nos meta en este charco de mierda. Es absolutamente injusto. No tiene nada que ver con todos esos casos de corrupción política.

Me gustaría que se comparara 'mariscadas' con 'mariscadas'. No mariscadas con cuentas en SuizaLos políticos también dicen sobre lo suyo que son cosas puntuales...
Cualquier comparación me produce vómitos. Me gustaría que se comparara 'mariscadas' con 'mariscadas'. No mariscadas con cuentas en Suiza o con amaños de contratos públicos. Al final quienes deben reclamar las mariscadas son los afiliados, que son las que las pagan. No podemos dejar de responsabilizarnos por no haber tenido la capacidad de defendernos y explicarnos. Pero es profundamente injusto...

El trabajador que...
No, pero déjeme que acabe con este tema.

Dígame.
¿Qué pasa con la asunción de responsabilidades? Hay dirigentes que para no dañar al sindicato dieron un paso definitivo al lado, sin juicio y sin condena. Nadie valora que UGT Andalucía renovase su dirección hace ya cuatro años...

¿Quién no lo valora?
Hay mucho interés del sistema en meternos en un lodazal para debilitarnos. Los sindicatos somos los padres del Estado de Bienestar y los que hemos luchado para conseguir lo que nos han quitado. Quienes querían quitárnoslo, que no son precisamente los que gobiernan, sabían que tenían que debilitarnos. Y lo han hecho a fondo. Pero eso se ha acabado. No voy a tener el más mínimo complejo en defender a UGT cuando haya que hacerlo.

¿Antes no se hacía?
No lo sé. Yo respondo de mi negociado.

¿Cree que el trabajador es más duro con ustedes incluso que con los empresarios?
Por supuesto, ha ocurrido siempre. El trabajador es muy crítico con los sindicatos hasta que los necesita. Cuando los necesita, entonces seguro que va a UGT o CC OO. Es la realidad de este país. Es cierto que también tenemos alguna responsabilidad...

Que les haya faltado colmillo en la crisis, ¿por ejemplo?
La percepción es que faltó. Pero ¿qué más da? Es pasado. Estoy dispuesto a aceptarlo si con eso damos un paso adelante. Hemos de superar esta situación que lleva a la sociedad a pensar que los sindicatos hemos perdido peso. Tenemos que reencontrarnos con la gente y confiar en nosotros.

Pero los españoles se afilian poco; solo un 15% de todos los trabajadores, lejos del 80% en otros países.
La Constitución nos da muchas obligaciones, pero no medios para cubrirlas. Los convenios benefician a todos, pero quienes pagan el coste de los estudios necesarios para ir a las negociaciones son las cuotas de los afiliados. En otros países de Europa, si no estás afiliado, no cobras el convenio.

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, en un momento de la entrevista. (ELENA BUENAVISTA)

Le llamaron retrógrado por pedir impuestos para los robots.
Los cambios tecnológicos tienen que poder ser digeridos y no pueden pasar por delante de la sociedad. Hay que acompasarlos para que el fin sea el bienestar, no la máquina.

¿Cuál cree que es el papel de los sindicatos en el siglo XXI?
Seguirán manteniendo su papel. Es más difícil organizar a trabajadores en los servicios, donde las empresas son más pequeñas, donde el empresario te vigila, los contratos son temporales... así que hay que buscar métodos que permita llegar a estos trabajadores.

¿La fusión con CC OO podría ser uno de estos métodos?
Soy un tipo que pisa mucho charcos, pero me va a permitir que este no lo pise.

Usted estaba a favor...
Yo lo he escrito, y escrito está. Hay que hacerlo seguramente en momentos de gran fortaleza de los sindicatos, no porque seamos débiles y queramos juntar debilidades.

"Una huelga general por la negociación colectiva no tiene mucho sentido"

Que el PSOE les ignorara para pactar con el PP la subida del salario mínimo, ¿fue una revelación de cómo actuará en la legislatura?
Fue una visualización de lo complicada que serán estos cuatro años para trabajar junto a la izquierda parlamentaria. Se nos encendió un gran farol rojo. Pero creo que tuvo más que ver con la improvisación que con la mala fe. En cualquier caso, es un mal rollo para el país porque el salario mínimo hay que negociarlo para más que un solo año. Debe crecer a 1.000 euros, es la única manera de estirar los salarios en términos de dignidad.

La CEOE ha demostrado en este proceso muy poca formalidad¿Va hacia algún lado la negociación salarial con la patronal?
La CEOE ha demostrado en este proceso muy poca formalidad. Es muy poco razonable que tengamos que conocer sus propuestas a través de los medios de comunicación cuando nosotros las pusimos encima de la mesa.Empezaron ofreciendo del 0% al 1,5%, un insulto a la inteligencia. Ahora dicen del 1% al 2%. Bueno, han avanzado. Pero es insuficiente. Mantenemos nuestra oferta en la horquilla del 1,8% al 3%.

Ese 2% que ofrece la patronal sería más que las previsiones de inflación para este año.
Depende de quién lo calcule. Además la banda alta no puede corresponder con la inflación, porque la banda baja estaría perdiendo poder adquisitivo.

Si no hay acuerdo, ¿irán a la huelga general?
Una huelga general por la negociación colectiva no tiene mucho sentido. No la hemos contemplado nunca. Sin acuerdo, los convenios se seguirán negociando y las empresas van a tener un calvario para firmarlos, trabajaríamos con mucha más dureza en movilizaciones, paros, huelgas sectoriales...

"El contrato único es un rollo chino para darnos otra vuelta de tuerca"

¿Está en contra de los planes de pensiones?
En absoluto. La opción de tener un plan privado es una opción personal. No me parece bueno ni malo. Pero la mayor parte de la gente, con sueldos de 600 u 800 euros, no tiene ni un puto duro para invertir en ellos y lo del plan privado les suena un poco a chiste.

Hay estudios que dicen que la demografía acabará haciéndolos necesarios.
Todos comprados. Nosotros podríamos ir a buscar a alguno, le pagamos y le pedimos que 'la conclusión sea esta'. Que no nos tomen el pelo. Con Aznar ya se hizo una campaña terrible, se iba a acabar el mundo, decían que en 2010 nadie cobraría la pensión... y acabó siendo el año con más reservas en la Seguridad Social de la historia.

Pero el gasto en pensiones no deja de batir récords.
En un país que gasta menos del 10% del PIB en pagar pensiones, cuando en su entorno es el 15%, no se puede decir que existe un exceso de gasto.

¿Le cayeron palos en el sindicato por decir que la hucha estaba para gastarla?
En el sindicato, ninguno. La hucha está para gastarla. La hucha es teórica, no es una caja física con el dinero guardado, que es lo que debería ser. Es solo un gasto contable.

El FMI, la OCDE... todos los organismos nos recomiendan el contrato único.
Piden flexibilidad y ahora que la temporalidad es del 26% dicen: "¡flexibles todos!". Lagarde tiene mucha desvergüenza en pedir para los demás lo que no pide para ella. En España es imposible que haya contrato único. Es un rollo chino para darnos otra vuelta de tuerca y que los que están bien, vayan a peor. Pues va a ser que no. Seamos serio, España tiene un problema de configuración de su economías que se han de tener en cuenta. Es curioso que lo diga un sindicalista, pero la hostelería o el trabajo en el campo tienen una cierta temporalidad.

¿Debe unificarse el coste de despedir fijos y temporales?
Ese no es el motivo de la alta temporalidad. Las causas son que nuestro mercado productivo no requiere grandes cualificaciones, que hay un miedo hipotético al contrato indefinido que no se sustenta con la ley actual y que se puede abusar de un temporal lo que no se puede con un fijo.

"Me ha decepcionado la izquierda"

¿Y el lunes?
"Estoy convencido de que si hay una movilización importante este Primero de Mayo, empezarán a caer como fruta madura algunos elementos que parecía que era imposible que cayeran. Sin movilización no hay manera de avanzar. La izquierda tiene que sentir el aliento de los trabajadores en el cogote, porque lleva mucho tiempo mirándose a sí misma y tiene que hacer frente a sus responsabilidades".

¿A qué se refiere?
Creo que no descubro nada nuevo. Podemos se estuvo mirando a sí mismo un largo período y ahora, está medio-medio. Y el PSOE necesita un tiempo hasta su Congreso de junio para empezar a actualizar su proyecto político.

¿Se ha derechizado el PSOE?
Derechizarse es un concepto muy amplio.

Cambio entonces la pregunta. ¿Le ha decepcionado el PSOE?
No especialmente el PSOE. Me ha decepcionado la izquierda. ¿Por qué no hay ahora un Gobierno de izquierdas? Los ciudadanos les van a pedir cuentas a estos partidos. Unos, tienen que saber que las propuestas no son para que se queden en el programa. Y los otros, que los ciudadanos han decidido que la izquierda es plural y que ya no hay una izquierda hegemónica. Se tienen que encontrar, dirija sus partidos quien los dirija. Si no, estaremos en España muchos años con políticas conservadoras que no se corresponden con la opinión mayoritaria de los ciudadanos.

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, en un momento de la entrevista (ELENA BUENAVISTA)

¿Se equivocó Podemos al no apoyar el pacto PSOE-C's?
El programa de ese pacto nunca me entusiasmó. No lo dije en aquel momento porque no era aún Secretario General de UGT y no me correspondía. Pero más allá de eso, hay que tener posiciones políticas con cierta flexibilidad y cintura. Sin estas, no tendríamos alcaldes de izquierdas en las ciudades más importantes ni Gobiernos autónomos. La cintura se tiene que ir situando también en el ámbito del Estado.

¿Apoya la deriva de Podemos de vuelta a la protesta en la calle?
La presencia en la calle es imprescindible para cambiar cosas. No veo la incompatibilidad entre una gestión brillante en el Parlamento y dar soporte a las movilizaciones sociales, pero la izquierda debe saber que para conformar una mayoría de Gobierno tienen que generar confianza a los ciudadanos de que cuando lleguen, sabrán administrar bien. Por eso la acción parlamentaria es muy importante para visualizar esa confianza.

¿Podemos no da esa confianza ahora en el Parlamento?
Tienen camino que recorrer. Con el tiempo, con sus propuestas, los ciudadanos los percibirán en mejores condiciones. A los sindicatos nos viene bien un Podemos unido y fuerte.

¿Y les viene bien Susana Díaz o Pedro Sánchez?
Hay tres, ¿no?

¿Prefiere a Patxi López?
Los militantes socialistas tienen tres candidatos solventes, son ellos los que tienen que decidir.