La investigación, que se ha presentado en el Colegio Oficial de Médicos de Asturias, ha analizado los hábitos alimentarios de un grupo de adultos sanos de entre 18 y 50 años de edad, prestando especial atención a la incidencia de la ingesta moderada de cerveza en la calidad nutricional de su dieta. Cabe destacar cómo influye dicha ingesta, ya que la alimentación de los consumidores habituales de cerveza se acerca en mayor medida a las recomendaciones nutricionales de los expertos.

De esta forma, el doctor Serra ha afirmado que "a la luz de los resultados del estudio, las bebidas como la cerveza y otras bebidas fermentadas pueden estar incluidas dentro de una dieta equilibrada como la Mediterránea, siempre y cuando su consumo sea moderado, es decir, no exceda los 20-30 gramos de alcohol al día (entre 2 y 3 cañas al día para los hombres y entre 1 y 2 para las mujeres)".

Consulta aquí más noticias de Asturias.