La sentencia, recogida por Europa Press, concluye que Jaume S., de 27 años entonces, volvía hacia Montblanc en su coche con la víctima, conduciendo por caminos de tierra después de haber estado juntos en un pub de Espluga de Francolí (Tarragona).

Cuando estaban a unos dos kilómetros de Montblanc, Jaume S. intentó asfixiar a la víctima, dejándola sin conocimiento; creyéndola muerta, le prendió fuego, se subió al vehículo y tras pasar la noche en un paraje desconocido regresó a su casa a la mañana siguiente.

Jaume S. y la víctima se conocían por ser vecinos desde su juventud y durante la noche habían estado juntos en un pub de la localidad, para luego de madrugada ir hasta otro local de Espluga de Francolí, donde bebieron también unas cervezas.

Concretamente, la Audiencia -tras un juicio con tribunal popular, que lo declaró culpable- le ha condenado por un delito de homicidio, teniendo en cuenta el agravante de superioridad y de aprovechamiento de las circunstancias del lugar, pero también el atenuante de embriaguez.

Jaume S., que deberá indemnizar a los familiares de la víctima por daños morales con más de 139.000 euros, en la época en que cometió el crimen se dedicaba al cultivo de un huerto ecológico en Pira (Tarragona) en una finca propiedad de sus padres.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.