Bebé Sirena
Milagritos se recupera rápidamente

"Milagritos", como también se le llama, nació con las extremidades inferiores fusionadas, lo que se conoce como síndrome de Sirenomelia, y fue intervenida en el hospital municipal de la Solidaridad de Lima el 1 de junio.

Un equipo médico de once personas consiguió separar con éxito las piernas de la pequeña de 13 meses. La operación, de más de cuatro horas, realizada en un hospital público de Lima (Perú), fue mejor de lo que esperaban los especialistas, que creían que sólo podrían separar las piernas hasta las rodillas.

En los próximos años Milagros deberá someterse a más operaciones para reconstruir su aparato urinario, digestivo y su sexo, y si todo va bien empezaría a caminar en dos años.

Se cree que la exposición continuada de la madre a los insecticidas, durante la gestación, contribuyó a la malformación. S

Sólo tres casos

La sirenomelia (piernas unidas desde los tobillos hasta las ingles) es una malformación muy rara (0,8 casos por cada 100.000 nacimientos) y los afectados casi nunca sobreviven una semana. En los últimos 20 años, sólo otras dos niñas (ya operadas con éxito, en Italia y los EE UU) han conseguido sobrevivir, además de Milagros.