En un comunicado, han explicado que "ante actos de incitación al odio" como el hecho de que este bus pueda recorrer las calles de Baleares, aseguran que "hay que hacer valer y aplicar la ley para garantizar los derechos del colectivo Lgtbi".

Así, las JSIB piden al Govern que sancione a Hazte Oír con una multa de hasta 90.000 euros por infracciones graves o muy graves, de acuerdo al artículo 36 de la ley LGTBI autonómica.

Para el secretario general de JSIB, Marc López, Hazte Oír "no son bienvenidos en Baleares para que su mensaje atenta contra la dignidad y la identidad de género de las personas transexuales, sobre todo los más jóvenes".

Así, han anunciado que apoyará y unirán a las convocatoria que se convoquen contra el autobús. "No dudaremos en salir a la calle para luchar pacíficamente contra el bus transfóbico y su campaña retrógrada", ha añadido.