En una nota, Romaní ha saludado que "finalmente lo que ha quedado patente es que no había caso", agregando que "nuevamente vemos cómo una buena parte de la clase política gaditana que formaba la oposición o aspiraba a formarla antes de junio de 2015 alimentó los intereses particulares de una persona para crear un caso que no existió".

El portavoz 'popular' ha insistido en que esperan "disculpas" de todos los que "instigaron este falso caso", desde la anterior portavoz socialista Marta Meléndez hasta el actual alcalde, José María González (PCSSP), quien "de manera oportunista se personó hace más de un año como acusación particular, cuando la causa fue iniciada por un particular contra un funcionario municipal".

"Entre estos dos personajes, que ya han demostrado su rencor y su odio por todos los que no comulgan con sus ideas, están muchos portavoces de partido políticos que no dudaron de apuntarse al carro durante estos años", ha enfatizado.

El PP ha lamentado que dos funcionarios municipales hayan sido "linchados por un grupo de políticos y algunos que aspiran constantemente a serlo con el único objetivo de menoscabar al anterior gobierno local. Esto de estar dando todo el día la teórica sobre la defensa de lo público, o de que trabajan por la gente y luego no tener el menor reparo en destrozar a dos personas con tal de cobrarse una presa política es el colmo de la hipocresía".

Finalmente, Romaní ha concluido señalando que, aparte de las acciones legales que puedan tomar esos dos funcionarios, el Grupo Municipal del PP estudiará los delitos que se hayan podido cometer "por parte de quienes han buscado el juicio y linchamiento en la plaza pública como método de hacer política en esta ciudad; con poco éxito por cierto, porque todos esos intentos de dañar la imagen de honestidad y honradez del anterior gobierno local han fracasado cuando han sido confrontados con la verdad".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.