En este sentido, Negueruela ha destacado que este año en el mes de marzo no se produce el "efecto Semana Santa" y ha explicado que con ello se confirma que la economía balear "continúa registrando elevados índices de crecimiento".

Pese a que la creación de empleo se ha recuperado en cuanto al número de contratos, el conseller ha manifestado que todavía falta mayor calidad en los trabajos. "La mayor rentabilidad económica se tiene que traducir en una mejora real de las condiciones de trabajo", ha añadido.

Igualmente, Negueruela ha reconocido que queda "un amplio camino" por desarrollar en cuanto al contrato temporal y en material salarial para que mejore la situación laboral.

REFORMA LABORAL

Sobre la reforma laboral, el conseller ha lamentado que el Gobierno "sigue sin escuchar a los indicadores económicos" y ha resaltado que la normativa actual es "injusta, perjudica a los trabajadores y tiene que ser reformada de forma inmediata".

"Rajoy sigue con una venda en los ojos y no quiere ver todas las sugerencias. Si no hay cambio, seguiremos en esta senda", ha matizado Negueruela.

Finalmente, el conseller ha destacado que una de las principales preocupaciones del Govern son los parados de larga duración y los que ya no cuentan con prestaciones económicas. "Las políticas activas de empleo se dirigen a esos colectivos para que se traduzca en empezar a general oportunidades de empleo a los desocupados", ha señalado.