Joan Mestre y Jordi Martí (Globalimar)
Joan Mestre y Jordi Martí (Globalimar) GLOBALIMAR

Fundada en 2008 y con sede en Llagostera (Girona), Globalimar lanzó en agosto la marca Amatsu, su nueva marca en árabe y que ha representado el 4% de la facturación, si bien la compañía prevé aumentar este porcentaje hasta el 15% en cinco años, ha informado en un comunicado este martes.

La firma ya comercializa en Costa de Marfil y prevé expandir la marca Amatsu, que ya está presente en Marruecos, Túnez y Argelia, hacia Nigeria, Ghana y Togo.

Globalimar, que también cuenta con las marcas Aligator y Amura, ha distribuido más de 6.000 toneladas de productos del mar congelados, centrándose en las variedades de crustáceos, pescados variados, surimis, cefalópodos y bivalvos.

La compañía también está enfocada en el 'Adriatic Project', una estrategia de expansión para llegar a algunos países de la zona del mar Adriático, y está trabajando para abrir mercado en Eslovenia, Croacia y Montenegro.

Pese a la estrategia de internacionalización, España sigue siendo el principal mercado de Globalimar al representar un 85% de las ventas, mientras que las exportaciones suponen el 15% restante -principalmente el norte de África y, en menor medida, otros países de la UE-.

Con una plantilla de 15 trabajadores, la compañía importa sus productos, principalmente, del sudeste asiático -tiene acuerdos con plantas de procesamiento acreditadas con los certificados IFS (International Food Standard) y BRC (British Retail Consortium)-, del norte de Europa, y, en menor medida, de América del Norte.

Consulta aquí más noticias de Girona.