Según ha informado el Banco de Alimentos en una nota de prensa, la iniciativa se impulsa en los hipermercados Carrefour de toda España, a través de la fundación Solidaridad Carrefour, a beneficio de los bancos de alimentos repartidos por todo el país.

Por cada kilo de alimentos que aporten los clientes, Carrefour destinará otro más. El Banco de Alimentos ha recordado que los productos más necesarios son la leche para lactantes y productos infantiles en general, conservas, aceite, arroz, azúcar, leche, pasta y productos de higiene.

Los 150 voluntarios del Banco de Alimentos de Mallorca participarán en la recogida e informarán sobre la campaña a los clientes que pasen por el establecimiento.

El Banco de Alimentos ha agradecido a la Fundación Solidaridad de Carrefour y a los directivos y personal de los hipermercados su colaboración en esta iniciativa solidaria y ha animado a los ciudadanos a donar alimentos "para que todas las familias que están pasando por una situación difícil puedan satisfacer una necesidad tan básica como la alimentación".