Carles Puigdemont y Oriol Junqueras.
En primer plano, Carles Puigdemont y Oriol Junqueras. GENCAT/JORDI BEDMAR

El conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Josep Rull, ha asegurado este martes que las promesas de inversión del Gobierno en la red de Rodalies de Catalunya tienen "un déficit clamoroso de credibilidad".

En declaraciones a Rac1, ha planteado que la Generalitat quiere revertir la situación asumiendo la gestión de la infraestructura: "Estamos convencidos de que así alcanzaremos niveles de ejecución muy superiores a los que garantizan".

Rull ha sostenido que estas inversiones ya estaban prometidas, y ha lamentado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, las anuncie sin haber hablado antes con la Generalitat: "No nos lo creemos para nada".

Ha planteado que Rajoy debería empezar por pedir perdón a los catalanes y admitir que en sus cuatro años gobernando con mayoría absoluta "han desinvertido de forma intensísima en Catalunya".

El Govern ha vuelto a reclamar la gestión de RodaliesEl conseller ha asegurado que no le consta que nadie del Govern vaya a acudir a la conferencia que Rajoy dará este martes en Barcelona para anunciar inversiones: "Hoy hay reunión del Consell Executiu y cuando se reúne el Govern, para nosotros es lo más importante".

Puigdemont y Junqueras

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el vicepresidente, Oriol Junqueras, también han asegurado este martes que las promesas de inversión del Estado "han perdido toda credibilidad a ojos de la sociedad catalana".

Así lo han expresado en un artículo conjunto publicado en 'El Periódico de Catalunya', después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, haya prometido invertir 1.900 millones en la red de Rodalies durante esta legislatura.

Puigdemont y Junqueras han señalado que 2015 fue el peor año en inversión del Estado en Catalunya desde 1997, y han detallado que ese año, de los 1.045,5 millones de inversión se ejecutó el 71%, "lo que hace más grande el déficit de infraestructuras acumulado".

En ese sentido, han lamentado que Rodalies es uno de los sectores más perjudicados, "una circunstancia que sufren cada día miles de catalanes, con retrasos y averías continuas".

Los dirigentes catalanes han señalado que Renfe solo ha ejecutado en Catalunya el 5% de la inversión prevista, mientras que Adif ha cumplido el 27%, Aena el 14% y Puertos del Estado el 43%, según sus datos: "Las cifras hablan por si mismas", han criticado.

Ambos han considerado que los números demuestran que "el Estado español hace bueno el dicho de que las palabras se las lleva el viento".

Aún así, han subrayado que el Govern tiene la determinación de defender los intereses de los catalanes, y han asegurado que "serán los ciudadanos de Catalunya los que decidirán qué futuro quieren para Catalunya. Nadie lo hará por ellos".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.