Según ha indicado Del Castillo "estamos satisfechos con el resultado y la coordinación que ha existido en todo momento con Policía Local y colectivos y agentes sociales que también forman parte de la Red Co-habita, como por ejemplo Cáritas o Cruz Roja, entre otros, porque hemos conseguido que ninguna persona, que así lo deseara, durmiera en la calle".

En este sentido, el concejal ha señalado que "una vez más hemos demostrado que este Ayuntamiento es sensible y está trabajando y poniendo a disposición de las personas que peor lo están pasando los recursos con los que cuenta".

Cabe recordar que este centro municipal se configura como un recurso social para el desarrollo de actuaciones y servicios tendentes a la acogida, prevención, atención, promoción e inserción social de personas y familias sin hogar. A su vez, acoge a personas que se ven afectadas por siniestros, emergencias o situaciones climatológicas adversas.

PLAN ESPECIAL EN ENERO

El delegado ha querido destacar el "esfuerzo y el trabajo desarrollado" por el área para que ninguna persona se quedara sin una alternativa habitacional durante los meses de frío y especialmente en el mes de enero, donde las temperaturas bajaron considerablemente.

Esta circunstancia, en referencia a la caía de las temperaturas, llevó al Ayuntamiento a poner en marcha un plan especial de emergencia que, entre otras medidas, contempló el incremento entre 25 y 30 plazas las existentes en la Casa de Acogida (que cuando se activan los protocolos por frío y calor se cifran en 69 plazas) e, incluso, en caso extraordinario, habilitar un pabellón deportivo.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.