Un niño de tres años se queda atrapado en una máquina de muñecos
Jamie Bracken-Murphy sujeta contra el cristal los dos muñecos que consiguió en el interior de la máquina. FACEBOOK DAMIEN MURPHY

Jamie Bracken-Murphy, un niño irlandés de tres años, acabó atrapado en el interior de una máquina expendedora de peluches. Lo hizo para conseguir lo que no le había tocado siguiendo el método tradicional y, gracias a la ayuda de su hermano, se introdujo a través de la trampilla por la que salen los juguetes.

"Estábamos jugando y quité los ojos de él cinco segundos mientras se acercaba a la máquina", cuenta el padre, Damien Murphy, a The Irish Independent. "Cuando oí un ruido, volví la mirada y estaba detrás del cristal".

El progenitor sacó el móvil y grabó el momento al ver que el niño no corría peligro para difundirlo en su cuenta de Facebook horas después. Una vez se dio cuenta de que no tenía demasiado espacio de movimiento, trató de sacarlo como pudo, pero le fue imposible. "Le dije que mantuviera la calma y que esperara a que un empleado encontrara las llaves de la máquina". Finalmente fue un bombero fuera de servicio quien rescató al pequeño. Eso sí, sin soltar los dos peluches que ya sentía suyos.