Avión de la aerolínea Air India.
Avión de la aerolínea Air India. Kentaro Iemoto / Wikipedia

El diputado indio Ravindra Gaikwad, del partido hinduista de extrema derecha Shiv Sena, golpeó este jueves "25 veces" con una sandalia a un empleado de la aerolínea estatal Air India, al que trató de tirar fuera de un avión tras aterrizar en Nueva Delhi, ofuscado por no tener un asiento en clase ejecutiva.

"Le golpeé 25 veces con mi sandalia ¿Qué esperas, que aguante sus abusos callado? ¿Qué debería haber hecho? Él me maltrató primero", dijo Gaikwad a la agencia AIN tras el incidente confirmando lo que la compañía Air India acababa de denunciar públicamente ante la Policía de Delhi.

En un comunicado enviado por Air India, la compañía estatal narró que Gaikwad viajó en un vuelo desde la ciudad noroccidental de Pune a Nueva Delhi, pero a su llegada el diputado se negó a bajar del aparato "durante casi una hora" indignado por haber tenido que realizar el trayecto en clase turista.

Solo clase turista

De poco sirvió que desde ayer el encargado del Air India en Pune hubiera venido advirtiendo al secretario del parlamentario de que el vuelo que había escogido para viajar a la capital india era "todo de clase económica" y no podía darle uno en clase ejecutiva como había solicitado.

"Puesto que el parlamentario quería viajar en este vuelo, se le otorgó un asiento en la misma primera fila ya que no hay clase business en este vuelo", detalló la compañía en la nota.

Pero a Gaikwad, que posee una tarjeta "abierta" para viajar en primera clase, no le convenció la respuesta y decidió protestar negándose a abandonar su asiento pese a los continuos avisos de la tripulación de que 115 pasajeros estaban esperando para embarcar hacia Goa (suroeste).

"Cuando los empleados estaban realizando peticiones al miembro del Parlamento, se puso agresivo y comenzó a golpear a un empleado de Air India con unas zapatillas. El señor Gaikwad también trató de tirarle fuera del avión y fue frenado por otro empleado", afirmó la aerolínea.

En su narración de los hechos, Gaikwad afirmó que el empleado no le había tratado bien y, además, no le había suministrado el asiento deseado en clase ejecutiva.